ViajandoX
http://www.ec.viajandox.com/tour-santa-cruz-isabela-floreana-4-dias-TO94 http://www.ec.viajandox.com/tour-laguna-quilotoa-banos-2-dias-TO209



¿Cómo llegar?
Desde el norte y sur de la ciudad existen cooperativa de buses Transplaneta y el Trolebús (parada Plaza Chica) que se dirigen al centro Histórico de la Ciudad de Quito.

Se encuentra en la intersección de las calles Benalcázar, Bolívar, Sucre y Cuenca. Plaza de San Francisco (Iglesia San Francisco).
< >

Capilla de Cantuña

Capilla de Cantuña
< >
Capilla de Cantuña
Capilla de Cantuña

comentario/s



Capilla de Cantuña
Capilla de Cantuña
< >
Capilla de Cantuña
Capilla de Cantuña

comentario/s



Capilla de Cantuña
Seguir publicación

Iniciar sesión

Email:
Contraseña:

¿No tienes cuenta aún?, Regístrate es gratis. click aquí

Dejar de seguir publicación
Ver Album - 2 imágenes
Error Seguir publicación

Esta pequeña iglesia ubicada a un costado de la iglesia de San Francisco pudiera llamarse la Capilla Sixtina del arte quiteño. Los franciscanos y sus ideas de arte fueron quienes dieron a la cofradía de escultores y pintores para que se convierta en un capricho y convertirla en auténtico relicario de joyas únicas. Su puerta se abre sobre el atrio de San Francisco.

La Capilla de Cantuña tiene una historia de cinco siglos. En su retablo se encuentra el grupo escultórico de El Calvario, atribuido a Bernardo de Legarda.

El púlpito, tallado en madera cubierta de hojilla de oro, parece que también es obra de Legarda, quien habría intervenido en su elaboración hacia 1745.

La capilla debe mucho a Bernardo de Legarda, El artista talló columnas, paños, friso, cornisa, arco, remate y elementos ornamentales, con encaprichado primor, y alojó en hornacinas y repisas hermosas esculturas. También el púlpito es obra primorosa de Legarda. De Caspicara está en Cantuña una de sus obras maestras: la Impresión de las Llagas.

Dirección
Se encuentra en la intersección de las calles Benalcázar, Bolívar, Sucre y Cuenca. Plaza de San Francisco.

Fecha de Construcción
Comenzó su construcción apenas fue fundada la ciudad de Quito (1534), en terrenos aledaños a la plaza donde los indígenas realizaban el intercambio de productos. La iglesia fue concluida 70 años más tarde.

Atractivos
• Salas de exhibición: Existen siete salas de exhibición: en la primera se encuentra la Génesis Franciscana; luego la Sala de la Procesión; la Sala de Bernardo de Rodríguez; la sala de Bernardo de Legarda; la Sala de Miguel de Santiago, más conocida como la Sala de la Evangelización; la Sala de Alabastro y la Sala de la Platería.

El Púlpito: El púlpito es obra primorosa del artista Legarda.

La Impresión de las llagas de San Francisco: Es una de las obras maestras de Caspicara, muestra la expresión del santo, sumido en el dolor y la iluminación.

San Pedro de Alcántara: No menos impresionante es el San Pedro de Alcántara, durante mucho tiempo atribuido al Padre Carlos. 

• Hay más estatuillas y tablas diseminadas por los retablos, es un recorrido como para nunca terminar de ver y asombrarse.

Árbol genealógico de la familia Franciscana: En una pared contiguo a una grada se encuentra el óleo sobre lienzo más grande del museo, mide 7, 07 m de alto por y 4,15 m de ancho; tiene alrededor de 590 rostros, todos diferentes que representan el árbol genealógico de la familia Franciscana. Es por esta razón que en la parte inferior está San Francisco de Asís como raíz y fundador de la congregación Franciscana. Es un óleo del siglo XVIII, atribuido al Taller de Miguel de Santiago.

Leyenda
Según cuenta la leyenda, cuando los conquistadores españoles entraron a Quito, no sólo Rumiñahui incendió la ciudad, sino que otros aborígenes se dedicaron a esconder los tesoros de los templos y palacios incas. Uno de ellos era el pequeño Cantuña, que no podía cargar con el peso que llevaba, así que cayó sobre una choza incendiada y allí lo encontró malherido un capitán español, Hernán Juárez, que lo llevó a su casa y lo educó.

Años más tarde, el protector de Cantuña se vio ante una grave situación económica, pero éste, agradecido, le dio parte de los tesoros indígenas. La fortuna fue heredada por Cantuña, que la acrecentó con nuevos tesoros. Ante tan inesperada riqueza y preguntado por ella, Cantuña dijo que el diablo se la había dado; fue llevado al Tribunal del Santo Oficio y defendido por un franciscano a quien prometió, en pago, la construcción de una capilla a su muerte. Hoy en el claustro franciscano hay una lápida que dice: «Ésta es la sepultura de Francisco Cantuña y sus herederos. Año de 1669.

Leyenda de Cantuña
De acuerdo a la tradición, el indígena Cantuña corría el riesgo de ir a la cárcel porque aún no había terminado la obra que le había sido asignada y por la cual le habían pagado por adelantado: el imponente atrio de la iglesia de San Francisco; y pronto expiraría el plazo en el que debía entregarla.

Una noche, se le apareció el diablo y le ofreció terminarla en una sola jornada a cambio de su alma. El apremiado Cantuña aceptó la propuesta y a la noche siguiente, miles de afanosos diablillos trabajaron intensamente y al alba la tenían lista. Pero antes de recibirla, el astuto indígena retiró una piedra y la obra, en la práctica, quedó inconclusa. Este detalle le salvó de los horrores eternos del infierno.

¿Cómo llegar? Donde: Hospedar - Comer - Divertir - Comprar

Capilla de Cantuña considerada capilla Sixtina del arte quiteño por escultores y pintores.



Reportar error

Iniciar sesión

Email:
Contraseña:

¿No tienes cuenta aún?, Regístrate es gratis. click aquí

Error Reportar error     Imprimir Imprimir
Ayúdanos a mejorar
Puntuación 0
Estrella Estrella Estrella Estrella Estrella Información in situ
Estrella Estrella Estrella Estrella Estrella Infraestructura
Estrella Estrella Estrella Estrella Estrella Limpieza
Estrella Estrella Estrella Estrella Estrella Seguridad


¡ Recuerda que lo viste en ViajandoX.com !